El truncamiento de cheques
7 mayo, 2019
Show all

Principales impuestos a presentar en Julio.

20/06/2019
Julio es un mes donde seamos autónomos o pymes debemos presentar varios modelos de impuestos, explicamos 3 de los más comunes.

111
Como autónomo o pyme estás sujeto a una serie de obligaciones con Hacienda. Y una de ellas es la declaración por retenciones del IRPF.
Puede que hayas aplicado retenciones del IRPF en facturas o nóminas de trabajadores. Si es así, has de presentar trimestralmente una declaración a Hacienda. Esto es lo que se conoce como modelo 111.
Concretamente, están obligados a presentar el modelo 111 aquellos autónomos que hayan retenido el IRPF en:
• Nóminas de empleados
• Facturas de profesionales
• Facturas de compra de algunas actividades.
¿Cuándo se aplican retenciones? En los siguientes casos:
• Rendimientos de trabajo: nóminas, finiquitos, etc.
• Rendimientos de algunas actividades económicas: actividades profesionales a un asesor; actividades agrícolas y forestales; actividades empresariales en estimación objetiva (pertenecientes a módulos que están obligadas a retener el 1%); propiedad intelectual, industrial, minas, etc..
• Premios de participación en juegos, concursos o rifas.
• Ganancias patrimoniales por aprovechamiento forestal en montes públicos.
• Cesión de imagen.
¿Cuándo se presenta el modelo 111?
Como se trata de una declaración trimestral (salvo para Grandes Empresas o Administraciones Públicas, que han de hacerlo de forma mensual), el modelo 111 se rige por el siguiente calendario:
• Primer trimestre: del 1 al 22 de abril, ambos inclusive.
• Segundo trimestre: del 1 al 22 de julio, ambos inclusive.
• Tercer trimestre: del 1 al 21 de octubre, ambos inclusive.
• Cuarto trimestre: del 1 al 30 de enero, ambos inclusive.
Si el último día cae en fin de semana o festivo, el plazo se alarga hasta el siguiente día hábil.
Por último, has de tener presente el modelo 190, que es la versión anual del 111. Éste has de presentarlo también, de forma anual, y ha de cuadrar con las cuatro declaraciones trimestrales que hiciste del modelo 111.

115
Si alquilas una oficina, un estudio o un edificio para tu actividad profesional tienes que informar a Hacienda. Esto ya lo hacemos en la declaración censal del modelo 036.
Sin embargo, como pagas un alquiler y aplicas una retención a cuenta del IRPF, has de declarar de forma trimestral estas cantidades. Para eso sirve el modelo 115.
Por lo que cualquier empresa, autónomo o profesional que tenga alquilado un local de negocio debe presentar el modelo 115.
Sin embargo, hay excepciones como son:
• Si el alquiler no supera los 900€ anuales.
• Si se trata de viviendas que pagas a tus trabajadores.
• Se es un leasing (arrendamiento financiero).
Las fechas para su presentación son:
• Primer trimestre: del 1 al 22 de abril, ambos inclusive.
• Segundo trimestre: del 1 al 22 de julio, ambos inclusive.
• Tercer trimestre: del 1 al 21 de octubre, ambos inclusive.
• Cuarto trimestre: del 1 al 30 de enero, ambos inclusive.
Si el último día cae en fin de semana o festivo, el plazo se alarga hasta el siguiente día hábil.
Por último, el modelo 115 tiene su versión anual: el modelo 180. Esta declaración debe coincidir con las cuatro declaraciones trimestrales que se hacen del modelo 115.

303
Se trata de un modelo que autónomos y empresas deben presentar para liquidar el IVA.
El IVA “grava las entregas de bienes y prestaciones de servicios efectuadas por empresarios y profesionales, las adquisiciones intracomunitarias y las importaciones de bienes”
En otras palabras, en el momento en que compramos o vendemos algo, es cuando pagamos o ingresamos el IVA. Si somos una empresa, cuando ingresamos el importe correspondiente de IVA aplicado a nuestro producto y que ha pagado el consumidor final, luego lo tendremos que devolver a Hacienda.
Del mismo modo la Agencia Tributaria también devuelve el IVA a empresas o autónomos cuando son los que soportan este IVA. Es decir, cuando a su vez lo hemos pagado, por ejemplo a un proveedor, por la prestación de un servicio.
Lo que tendremos que liquidar con Hacienda es la diferencia entre el IVA ingresado y el pagado (repercutido y soportado).
Todo autónomo y empresa está obligado a declarar lo que factura, aunque no lo haya cobrado. Como excepción, los que estén acogidos al régimen especial del criterio de caja.
Se debe tener en cuenta la fecha de emisión de la factura independientemente de la fecha de vencimiento de la misma o del estado del pago.
IVA en Régimen General o Simplificado
Tenemos dos tipos de regímenes de iva: El Régimen General del IVA, que se aplica cuando a la actividad no le corresponde ningún régimen especial o bien, cuando se ha renunciado o queda excluido del simplificado o del régimen especial de la agricultura, ganadería y pesca.
La mayoría de autónomos y empresas están acogidos a este régimen del IVA y repercute, sobre los clientes, el porcentaje de IVA que corresponda según el importe de la operación. Los tipos aplicables de IVA son del 21%, 10% ó 4%.
Por su parte, el Régimen Simplificado del IVA se aplica a personas físicas o entidades en régimen de atribución de rentas, que desarrollen actividades establecidas por la Agencia Tributaria.
¿Quién está obligado a presentar el modelo?
La mayoría de actividades están sujetas al IVA, por lo que todo profesional o empresario que realice una actividad económica estará obligado a presentar el modelo 303. Independientemente del resultado de la declaración: sea a devolver, ingresar, compensar, incluso si no tienen actividad.
Cuándo se presenta el modelo 303
El modelo 303 se tiene que presentar trimestralmente, aunque voluntariamente se puede presentar mensualmente si así se ha indicado previamente al darse de alta como empresa o autónomo (Modelo 036).