Cuantía del Salario Mínimo Interprofesional en 2019.
23 octubre, 2019
Show all

Diferencias entre ERE y ERTE.

04/12/2019.

La diferencia principal entre un ERE, Expediente de Regulación de Empleo y un ERTE, Expediente de Regulación Temporal de Empleo, está en la duración de sus consecuencias. En el caso del ERE, son definitivas y en el caso del ERTE, son sólo temporales o puntuales.

¿Qué es un ERE y qué es un ERTE?

Las siglas ERE hacen referencia a consecuencias irrevocables, mientas que ERTE se refiere a consecuencias que se extienden por un periodo de tiempo determinado.

Tanto el ERTE como el ERE quedan recogidos en el Real Decreto Ley 3/2012, pero se implementan como instrumentos diferentes para dar respuesta a situaciones económicas, técnicas, organizativas o de producción que pueden sufrir las empresas. Se trata en ambos casos de regulaciones de empleo colectivas, pero con diferencias apreciables en su aplicación, efectos y consecuencias sobre los trabajadores.

El ERE está regulado por el artículo 51 del Estatuto de los Trabajadores; el ERTE, por su parte, se recoge en el 47 del mismo documento.

¿Cuándo se aplica un ERE y cuándo un ERTE?

La aplicación de un ERTE en una empresa no implica ningún despido de hecho, sino medidas o suspensiones temporales que afectan al trabajo de parte de la plantilla o toda. En contraposición, si se aplica un ERE los despidos son efectivos y de hecho, firmes, en todos los casos, siempre que se hagan conforme a ley.

El ERE se aplica principalmente, al margen de sus causas o razones, cuando la empresa que lo solicita cesa por completo su actividad aunque hay supuestos que no implican el cese de la actividad empresarial. En el caso del ERTE, la empresa afectada siempre sigue en activo para intentar salir de la situación que ha provocado la modificación o suspensión temporal, mediante ERTE, de la relación contractual que mantenía con su plantilla o parte de la misma. Aunque hay supuestos que no implican el cese de la actividad empresarial.

¿Qué trabajadores resultan afectados por un ERE o un ERTE?

El ERTE, por lo general, se aplica a toda una plantilla o a toda una sección determinada de una empresa. Mientras que el ERE cuando se da en una empresa que no cesa su actividad, suele ser selectivo, buscando la disminución del número total de empleados.

A diferencia de los trabajadores afectados por un ERTE que mantienen -en general- su situación de activos, los que sufren un ERE pasan directamente a estar en situación de paro o desempleo. El ERTE, sin embargo, puede implicar la disminución de la jornada para el trabajador o periodos temporales de baja, pero no son situaciones de desempleo.